ECOGRAFÍA MUSCULOESQUELÉTICA

Nuestro centro está dotado de un ecógrafo de última tecnología, que nos permite realizar una evaluación de forma objetiva y clara del tejido musculo-esquelético lesionado, para así poder valorar y realizar un diagnóstico de fisioterapia lo más certero y preciso posible.

Además nos permite programar mejor el tratamiento de Fisioterapia, valorar la evolución de la lesión y guiar las diferentes técnicas invasivas, mejorando así el éxito de la técnica y sobre todo garantizando la seguridad en las diferentes técnicas invasivas.

La ecografía nos permite explorar diversas estructuras del aparato locomotor, como músculos, tendones, ligamentos, bursas, cartílagos y superficies de huesos fundamentalmente.

También pueden estudiarse mediante “Doppler Color” venas y arterias que irrigan todas las estructuras corporales, zonas del cuerpo en las que se generan nuevos vasos y nueva irrigación que nos da información sobre zonas lesionadas que requieren de una vascularización extra para nutrir los tejidos.

La ecografía nos permite poder seguir los cambios que se producen en las estructuras lesionadas y como evolucionan con el tratamiento que se les realiza, además de seguir el proceso de cicatrización y verificar en todo momento que es el correcto para el éxito del tratamiento.

Las imágenes se obtienen a tiempo real, por lo que son imágenes dinámicas, permitiéndonos observar zonas de nuestro organismo en movimiento, como por ejemplo la contracción de un músculo, el deslizamiento de un tendón, comprobar si existe rotura o un esguince en un ligamento, o qué sucede al mover de una forma determinada una articulación. También podemos visualizar extravasaciones de líquido.