FISIOTERAPIA

Los tratamientos de fisioterapia ofrecen una alternativa terapéutica no farmacológica, para paliar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio de ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad.

Se caracteriza por buscar el desarrollo adecuado de las funciones que producen los sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en la cinética o movimiento corporal humano. Interviene mediante el empleo de técnicas científicamente demostradas, cuando el ser humano ha perdido o se encuentra en riesgo de perder (ya sea de forma temporal o permanente) el adecuado movimiento, y con ello las funciones físicas. Sin olvidarnos del papel fundamental que tiene la Fisioterapia en el ámbito de la prevención para el óptimo estado general de salud.

En conclusión, la fisioterapia no se puede limitar a un conjunto de procedimientos o técnicas. Debe ser un conocimiento profundo del ser humano. Para ello es fundamental tratar a las personas en su globalidad bio-psico-social por la estrecha interrelación entre estos tres ámbitos diferentes.

SERVICIO DE FISIOTERAPIA DOMICILIARIA

Atención fisioterapéutica “in situ” y personalizada, que abarca desde el domicilio particular del paciente, hasta hospitales, centros residenciales, hoteles o eventos en cualquier emplazamiento. También disponemos de ofertas para empresas o a nivel individual, para sus trabajadores.

Se desarrollan técnicas de Fisioterapia General incluyendo punción seca, vendaje neuromuscular, drenaje linfático manual o masaje, entre otras, y especialidades como la Neurológica y la Geriátrica, que se benefician especialmente de este servicio, al evitar los desplazamientos y contar con su entorno habitual, para el tratamiento.

Aportamos todo el material necesario para las sesiones, desde los consumibles hasta el aparataje de electroterapia o la camilla.

FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA

Mediante la fisioterapia se puede trabajar todo aquello que esté afectando durante la infancia, y provoque alteraciones en el desarrollo motor del niño. Es importante abarcar todos aquellos problemas que condicionen la evolución dentro de la línea esperada del desarrollo del niño.

Se realizan tratamientos para los trastornos físicos en los sistemas músculo-esquelético, nervioso y respiratorio. También traumatismos, intervenciones quirúrgicas, cólicos del lactante.

  • Prematuros: retraso en el desarrollo motor, complicaciones musculares por hipotonía o hipertonía muscular.
  • Problemas ortopédicos: luxación congénita de cadera (Displasia de cadera), pie equino-varo, pie zambo, pie plano valgo, pie talo, osteocondritis primitiva de cadera (enfermedad de Perthes), escoliosis, hipercifosis, hiperlordosis, torticolis muscular congénita.
  • Problemas neurólogicos: enfermedad de Duchenne, parálisis cerebral infantil, parálisis braquial obstétrica, síndrome de Down, etc.
  • Malformaciones: artrogriposis muscular congénita, espina bífida, hidrocefalia, plagiocefalia, braquiocefalia.
  • Problemas respiratorios: asma, fibrosis quística, bronquiolitis (en fase post-aguda), catarro común.
  • Higiene postural para padres e hijos, ayudando a evitar problemas musculo-esqueléticos y a mantener una ergonomía tanto para el manejo del niño como para las posturas cotidianas de su hijo.