OSTEOPATÍA

La Osteopatía es una disciplina terapéutica, formada por un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía, fisiología y biomecánica del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor (en especial a la columna vertebral), lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculo-esquelético, visceral, nerviosos, etc. Estas técnicas son adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc

No siempre existe una correlación entre el segmento en disfunción osteopática y la zona que presenta el dolor: muchas veces la zona dolorosa se debe a un segmento hipermóvil (zona de mayor movilidad) que compensa una zona hipomóvil de fijación articular (hipomovilidad, zona de menor movilidad y mayor fijación). Esta puede estar ubicada por encima o por debajo de la región que presenta los síntomas.

El tratamiento de las zonas hipomóviles, de fijaciones articulares, permite que disminuyan las compensaciones hipermóviles, aminorándose la inflamación de éstas y permitiendo igualmente la desaparición o disminución del dolor.

Las algias vertebrales representan el motivo más frecuente de consulta en osteopatía: cervicalgias, tortícolis, neuralgias cervicobraquiales, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas o cruralgias. Siendo estas patologías donde la Osteopatía resulta ser muy eficaz.

Osteopatía y hernias discales lumbares
Osteopatia visceral
La osteopatía craneal
Osteopatía y trastornos de las articulaciones temporomandibulares